¿Qué debes saber antes de la cirugía de ligamento cruzado anterior?

El ligamento cruzado anterior es el principal responsable de dar la estabilidad a la rodilla. Habitualmente se rompe cuando la rodilla realiza algún movimiento brusco de hiperextensión o de rotación severa.

Puede presentarse una ruptura parcial o total. Cuando la ruptura incluye el 50% o más del total de las fibras del ligamento es aconsejable intervenir quirúrgicamente.

El diagnostico se confirma con Resonancia Magnética, sin embargo en la mayoría de las ocasiones la lesión es muy evidente clínicamente.

La cirugía consiste en reconstruir el ligamento cruzado anterior mediante un injerto el cual puede ser del mismo paciente lesionado (injerto autólogo) o de donador cadavérico.

Nosotros optamos y tenemos preferencia por el injerto autólogo (del mismo paciente), ya que se ha comprobado una mejor integración al cuerpo. Sin embargo respetamos la postura de aquellos médicos que tienen predilección por el injerto de cadáver.