El área del gimnasio es un lugar en donde el entrenamiento que se lleva a cabo es buscando explotar la capacidad máxima de cada musculo, es así como el musculo da su máximo. Considero importante recalcar que lo ideal es no lastimarse en el gimnasio pues las lesiones en el gimnasio tardan un buen tiempo en recuperarse, ya que seguramente quien provoco la lesión  fue “una pesa” y generalmente “esta pesa” tenía un peso considerable y probablemente mayor del que se podía levantar.

Recuerden de antemano que cada deportista de gimnasio debe tener su PROPIO programa de entrenamiento.

Iniciemos con las lesiones más características:

1.Inflamación del tendón de la porción larga del bíceps.

En levantadores de pesas es común que se presente esta lesión, caracterizada por un dolor muy localizado en la región anterior del hombro (por delante) y en donde al elevar el brazo a mayor altura del hombro por el frente o por un lado representa molestia. Es originada cuando se realiza algún movimiento de hombro que exceda la resistencia del tendón del bíceps, por ejemplo, cuando  se está ejercitando en el press de pecho y al bajar la barra sobrepasa el nivel del hombro percibiendo un tirón en esta región, es decir que generalmente esta lesión es causada por un exceso de trabajo. El tratamiento generalmente es conservador a base de analgésicos, aplicación de hielo, antiinflamatorios, terapia física y de rehabilitación y sobre todo revisar el aspecto técnico ya que probablemente un defecto en la técnica del ejercicio como se comento puede ser el causante de la lesión.

En muy pocas ocasiones esta lesión se soluciona en quirófano, sin embargo es una lesión que puede estar presente por más de un año ya que en realidad no incapacita del todo pero si incomoda.

Puede que esta lesión sea la más frecuente de todas las ocurridas en un gimnasio.

2.Lesión del mango rotador.

El mango rotador es un conjunto de 4 músculos que dan estabilidad importante al hombro y son encargados de que el hombro se pueda mover en varias direcciones.

Se presenta por sobreuso, en aquellos pesistas que levantan grandes pesos y de manera repetida, a diario por ejemplo y con varias repeticiones.

Dentro de la articulación del hombro se encuentra por arriba del mango rotador un hueso llamado acromion que a su vez es parte de la escápula y que en la mayoría de las ocasiones en este acromion se forma un excedente de hueso ocasionando un pinzamiento con el resultante desgarre por fricción del acromion sobre el mango rotador causando la lesión.

Los síntomas de la lesión se manifiestan con dolor en el hombro (de moderada a alta intensidad) y de predominio nocturno, con limitación a elevar el brazo por afuera (movimiento de abducción) y a la rotación interna y/o externa del hombro. Es una lesión que si puede ser incapacitante.

El tratamiento puede ser conservador o quirúrgico, esto dependerá de la evaluación clínica realizada por el médico y complementada con estudios de radiología como rayos X, ultrasonido y en algunos casos resonancia magnética. En el manejo conservador se plantea la necesidad de cuidar los movimientos que causan el dolor al hombro, uso de analgésicos, antiinflamatorios, terapia física y de rehabilitación, en algunos casos se indica infiltrar la articulación para control del dolor e inflamación. El tratamiento quirúrgico comprende la reparación de la ruptura del mango rotador y en la descompresión del espacio llamado subacromial.

3.Esguince lumbar

Es cuando el ligamento que une a las vértebras, una a una, se distiende causando mucho dolor. Esta lesión está caracterizada generalmente al estar realizando el ejercicio de sentadilla. Da la sensación de “quedarse trabado” y esto no sucede más bien el ligamento sufre una distensión brusca ocasionado una inflamación muy importante que da esta sensación.

¿Qué hacer ante esto?

  1. Reposo absoluto.
  2. Guardar la calma.
  3. Acudir a su médico de confianza a la brevedad ya que se debe descartar otras patologías como hernia de disco o desplazamientos de una vértebra sobre la otra.
  4. Generalmente indicamos antiinflamatorios según sea el caso.

 

La prevención es muy importante! Realicen un buen calentamiento, estiren la musculatura un poco antes del ejercicio y un mucho después. No levanten lo que sientan que no pueden, recuerden que todo es de menos a más y de esta manera tendrán los grandes beneficios que nos ofrece el trabajo con pesas.