Semana 1 a 4:

No apoyar la extremidad afectada, trasladarse en muletas o silla de ruedas.

Bañarse sentado y con la extremidad cubierta de plástico.

Fisioterapia

Semana 5:

Continuar sin apoyo, trasladarse en muletas o silla de ruedas.

Aplicar hielo durante 20 minutos de 3 a 5 veces al día, colocar el hielo dentro de una bolsa de plástico para no mojar el pie.

Movilizaciones activas o con ayuda de una venda para flexión dorsal y plantar de tobillo (ver ilustración), realizar este ejercicio 20 veces de 3 a 5 sesiones al día.

Ejercicios para disminución de inflamación: puede realizarse tanto sentado como acostado, y consiste en mover el pie arriba y abajo rítmicamente, contrayendo los músculos de la pierna (como pisar el acelerador), realizar este ejercicio 20 veces 3-5 sesiones al día.

Semana 6 a 9:

Comenzar con el apoyo de pie con andadera o muletas, distancias cortas.

Continuar con fisioterapia.

Comenzar con bicicleta estática de 5 a 10 minutos.

Categorías: Protocolos