Es muy frecuente en nuestro medio escuchar “me duele el talón”, el cual inicia siendo muy leve y en ocasiones termina siendo incapacitante.

La fascia plantar como lo dice su nombre, localizada en la planta del pie es una “tela” que nace en el hueso del talón, y se extiende hacia delante a los dedos, encontrándose expuesta a múltiples traumatismos al caminar, trotar o correr. Esta fascia cubre a los músculos de la planta del pie.

Epidemiología

  • Más frecuente en mujeres
  • Edad: Entre los 20 y 40 años, no se excluye a los menores y mayores de estas edades.
  • De 1 a 10 personas la presentaran a lo largo de su vida
  • Generalmente inicia en un pie pero frecuentemente afecta a ambos

 

Factores Predisponentes

  • Uso de zapato bajo o poco tacón al caminar o al practicar deporte
  • Correr en superficie dura
  • Alteración en la huella plantar ( Pie pronado, pie plano y pie cavo)
  • Los corredores que aumentan el tiempo , distancia ó intensidad de las rutinas de entrenamiento para la  carrera
  • Aquellos que no realizan estiramiento para la pantorrilla y la planta del pie antes y después de los entrenamientos
  • Obesidad
  • Trabajos que requieran de estar de pie por tiempo prolongado

Síntomas

El dolor:

  • Es intenso bajo el talón ( sitio de la inserción de la fascia)
  • Es más fuerte al levantarse por la mañana ( Se camina como gato espinado) o después de estar sentado por tiempo prolongado.
  • Disminuye al “estirar” los pies

 

Los síntomas pueden durar meses o años.

 

Estudios complementarios

  • Rayos X
  • Resonancia Magnetica

 

Tratamiento

  • Modificar la actividad deportiva
  • Disminuir la carga de trabajo
  • Elevación del tacón al menos 3 cm.
  • Taloneras de gel
  • Estiramientos de la planta del pie y del Tendón de Aquiles
  • Hielo
  • Antiinflamatorios y analgésicos siempre y cuando estén prescritos por el Médico
  • Disminución de peso
  • Férulas nocturnas en los casos de fascitis plantar crónica
  • Infiltración con Plasma Rico en Plaquetas
  • El tratamiento quirúrgico se reserva a los casos en donde el tratamiento conservador ha fallado y las molestias perduran de 6 meses al año.

Prevención

  • Análisis de la huella plantar
  • Estiramiento muscular de la planta del pie y del Tendón de Aquiles
  • Evitar zapato bajo para caminar y entrenar
  • Evitar estar de pie por tiempo prolongado
  • Alternar la superficie de la carrera, estar concientes de que correr en superficies duras sin las medidas adecuadas esta entre las causas de la lesión