El esguince cervical es la distensión del ligamento que une a las v`értebras del cuello. Esta lesión es causada generalmente en accidentes automovilísticos, ya que al ir manejando o viajando como acompañante nunca estamos preparados para sufrir un accidente y la cabeza en la gran mayoría de las ocasiones realiza movimientos sin coordinación, para un lado y para el otro o el mas frecuente, de atrás hacia adelante en el frenado brusco (latigazo), con lo cual el ligamento se distiende provocando el esguince.

En deportistas esta lesión también es muy frecuente presentándose al sufrir una caída con la cabeza hacia abajo, en porristas, patinadoras, gimnastas, taekwondoines, luchadores, saltadores, motociclistas, ciclistas, boxeadores y futbolistas.

Síntomas

  1. Dolor al movimiento lateral de la cabeza (al moverla de un lado al otro)
  2. Dolor constante de cuello, espalda media y baja
  3. Pesantez de la cabeza
  4. Pueden haber mareos
  5. En algunas ocasiones se acompaña de disminución de la fuerza de alguno o de ambos brazos

Diagnóstico

Se realiza con la exploración física del médico en el consultorio. Esta lesión al ser producto de algún accidente automovilístico o deportivo obliga a que como médicos descartemos alguna otra lesión como hernia de disco cervical, fractura o lesiones en la estabilidad de los cuerpos vertebrales, por lo que una buena exploración física nos ayudara a descartar lesiones más serias y la radiografías de cuello nos ayudara a complementar el diagnostico.

Tratamiento

El tratamiento radica en inmovilizar el ligamento del cuello, para ello utilizamos un collarín blando por algunos días y acompañamos esta inmovilización de terapia física y medicamento para controlar el dolor y la inflamación.

El reposo es fundamental para una buena recuperación de esta lesión.  Es importante descansar en casa cuando menos de 5 a 7 días para poder garantizar el bienestar, ya que de no tener los cuidados necesarios se tendrán recaídas constantemente.