¿Para qué sirven los ejercicios propioceptivos de tobillo?

Las lesiones ligamentarias son una gran causa de consulta en ortopedia, así como sus recaídas. Para un buen tratamiento es indispensable tener en cuenta la readaptación de la fuerza muscular y propiocepción. Los ejercicios propioceptivos deben ser fundamento de todo programa de rehabilitación, aún más en las lesiones ligamentarias.
La palabra propiocepción tiene su origen en dos términos latinos Propio = de uno mismo y Cepción = Conciencia De esta forma la propiocepción es la conciencia de uno mismo, del propio cuerpo y del estado y posición en el espacio de este.
El trabajo o ejercicios propioceptivos, van a dotar al tobillo de una mayor capacidad de respuesta a los movimientos del pie, y la variación de las cargas que este recibe durante la marcha, carrera, giros o saltos, reduciéndose así la probabilidad de una nueva recaída.
Pretendemos en esta fase acostumbrar al pie y tobillo a una carga completa del peso y a la adaptación de sus estructuras articulares, ligamentosas y tendinosas a las tracciones, torsiones y fricciones que deben de soportar en la función normal del pie y tobillo.
Rodrigo D. Parga Macías./ Fisioterapeuta del primer equipo del Atlético San Luis